Vendían drogas con un bebé en la calle: cinco detenidos

La Policía de la Ciudad detuvo a cinco personas, tres de ellas de una misma familia, acusadas de comercializar drogas en la Plaza Lola Mora. En tres allanamientos realizados en los barrios de Monserrat y Constitución se secuestraron dos ladrillos de marihuana, una bolsa de más de 1 kilo de cogollos, cocaína fraccionada y dinero en efectivo.

 

Los oficiales comprobaron que los vendedores, junto a un carrito con un bebé, esperaban en un banco de la plaza Lola Mora – conocida por llevar un mural gigante con la figura de Diego Maradona- que lleguen compradores, observando el pasamanos de la transacción.

La investigación realizada por la División Investigaciones Antidrogas Zona lV de la Policía de la Ciudad se inició en el mes de abril luego de las denuncias recibidas por los vecinos. 

Tras las tareas de campo realizadas los oficiales pudieron comprobar los roles de las personas investigadas y las direcciones que la organización delictiva utilizaba como base para el acopio, fraccionamiento y estiramiento de las sustancias.

Con las pruebas obtenidas, la Fiscal Cecilia Amil Martin, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Delitos Vinculados con Estupefacientes (UFEIDE), solicitó al Juzgado en lo Penal Contravencional y de Faltas N°28, a cargo de la Dra. María Julia Correa, que librara las correspondientes órdenes de allanamiento. 

Como resultado del operativo, fueron detenidos cinco personas, y se secuestraron dos ladrillos de marihuana de 654 gramos; una bolsa con cogollos de marihuana (1331 gramos.), un trozo de la misma sustancia de 400 gramos y 14 bolsas que totalizaban 344.8 gramos, 3 balanzas de precisión. $ 134.000, 7 celulares, 10 envoltorios con cocaína (12.26 g.).

Dinámica de la banda

Las detenciones de los cinco imputados, dos hombres que cumplían el rol de cabecillas y jefes de la organización, y tres integrantes de una familia (dos mujeres y un hombre) – que oficiaban el rol de colaboradores – fueron realizadas en el interior de la plaza Lola Mora. Allí, los delincuentes, para ocultar la actividad ilícita utilizaban el acompañamiento de menores de edad como «pantalla» y una calesita donde se ubicaban para no ser fácilmente detectados.

Tras las detenciones se llegó a un acuerdo en juicio abreviado solicitándose al juzgado la condena a 3 años y seis meses a uno de los imputados, a 2 años también de cumplimiento efectivo para una de las mujeres, en tanto que dos recibieron un año de prisión en suspenso, al tiempo que el quinto involucrado fue intimado con medidas restrictivas


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*