Un ladrón fue detenido tras robar vivienda de Coghlan y ser advertido por vecina en videollamada

 

Gracias a la advertencia al 911 de una mujer que estaba en videollamada con la médica damnificada, la Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas a un delincuente que había cometido una entradera en una vivienda del barrio de Coghlan.




Personal de la Comisaría Vecinal 12 C de la Policía de la Ciudad fue desplazado por el Departamento de Emergencias hacia la calle Conde al 2600 por un robo en una vivienda.

 

La denunciante se comunicó al 911 y explicó que mientras se encontraba en una charla de videollamada con su médica observó cómo ingresaban unos delincuentes a cometer un ilícito. 

 

Los efectivos se dirigieron inmediatamente al lugar y al llegar se encontraron con un hombre que portaba un arma de fuego y que estaba subiendo a un Volkswagen Gol para escapar.

 

Inmediatamente, se inició una persecución por la calle Conde hacia la avenida Monroe, donde el auto colisionó con una camioneta de reparto de mercadería.



A pocos metros del lugar, en el cruce de Monroe con Tronador, el delincuente se bajó del vehículo y continuó con el escape a pie siendo atrapado en la intersección con la calle Blanco Encalada.

 

Los policías observaron que durante la huida, el delincuente había arrojado en la calle el arma de fuego.

 

En tanto, los oficiales se entrevistaron con los damnificados, que explicaron que momentos antes, cuando se encontraban en el interior de la vivienda, ingresaron tres hombres con armas de fuego y les robaron cinco teléfonos celulares, 44.000 pesos, una alianza de oro, una riñonera y un juego de llaves de una camioneta Ford Ecosport.

 

Se realizó la consulta con el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 3, a cargo del doctor Candela y ante la Secretaría Número 110, y se dispuso la detención del imputado, un hombre de nacionalidad argentina de 25 años, y el secuestro del vehículo que utilizó para escapar, como también las dos pistola halladas y los teléfonos que tenía en su poder.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*