Tres detenidos y más de 400 celulares y accesorios ilegales fueron secuestrados en inspecciones

La Policía de la Ciudad detuvo en las últimas horas a tres hombres extranjeros y secuestró más de 400 teléfonos celulares y accesorios ilegales en medio de inspecciones que se hicieron en locales ubicados en los barrios de Balvanera, Parque Patricios, Constitución, Caballito y Boedo. 

 

Los procedimientos fueron realizados por efectivos de la División Operaciones Especiales Requeridas por el Ministerio Público, de la División Investigaciones Delictivas, la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la Dirección General de Coordinación Operativa, dependiente de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana.

 

En una de las inspecciones en una galería ubicada en La Rioja al 2100, de Parque Patricios, se detuvo al encargado de un comercio de nacionalidad peruana y se procedió al secuestro de 20 teléfonos celulares sin documentación, 112 repuestos de dispositivos usados y cuatro con impedimento por robo mediante el sistema del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM).

 

Otro local de la misma galería tuvo como resultado la detención de un dominicano, encargado del comercio, en tanto que se procedió a la incautación de 73 teléfonos sin documentación respaldatoria, cuatro equipos denunciados por robo y 101 repuestos, como módulos, carcasas y baterías. En ambos casos personal de la AGC procedió a la clausura de los negocios.

 

Por otra parte, se llevaron adelante también otras tres inspecciones que derivaron en clausuras e intimaciones por parte de la AGC. Entre ellas en un local ubicado en una galería en Entre Ríos al 1200, del barrio de Constitución, y otros dos en la avenida San Juan al 1800, en Boedo.

 

Además, se realizaron otras cinco inspecciones en locales de una galería ubicada en la avenida Corrientes al 2300, en Balvanera, donde se logró la detención de un hombre de nacionalidad chilena que estaba como cliente adentro de uno de los comercios intentando vender tres celulares, de los cuales dos tenían impedimento por robo ante el Enacom.

Asimismo, en los procedimientos efectuados en los cuatro locales restantes de esa misma galería no se constataron delitos ni infracciones.


Finalmente, también hubo visitas a cuatro comercios de Caballito y en dos de ellos, ubicados en avenida Rivadavia al 5400 y Cachimayo al 100, se incautaron 36 teléfonos adulterados, 68 baterías, 7 pantallas y 1 carcasa. La AGC clausuró uno de ellos por diferentes irregularidades.

En todos los casos intervino el Juzgado Federal Número 1, a cargo de la doctora Servini y ante la Secretaría 2 del doctor Piendibene, que ordenó el secuestro del material y la imputación de los tres detenidos por infracción a las leyes 25.891 (Servicios de Comunicaciones Móviles) y 25.886 (Ley Blumberg).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*