San Telmo y la crisis: La calle Defensa tiene menos visitantes y ventas.

Según una nota publicada en el Diario Clarín, los domingos en San Telmo se viven con un clima particular. La milonga y el sonar de los bandoneones se entremezclan con los turistas y la gran cantidad de locales que se han instalado desde hace un tiempo en el lugar. La feria que se ubica en los alrededores de la Plaza Dorrego atrae alrededor de 20 mil personas por fin de semana, entre ellos, muchos turistas extranjeros. El combo parece ideal para vendedores y dueños de locales.

Sin embargo, la realidad es otra. La competencia llevó a los alquileres aprecios muchas veces inaccesibles y el movimiento de los sábados y domingos no se refleja los días de semana. La caída de las ventas hace imposible a muchos locales de la zona poder mantenerse y según el informe de CAME y FECOBA hay 43 locales cerrados en 11 cuadras.

“Hoy en todo el día vendimos seis prendas y no llegamos ni a juntar mil pesos ”, sostuvo Tamara Ferreyra, de 24 años, encargada de un local de ropa. Esto se ve reflejado en varias de las tiendas que actualmente se encuentran en la calle Defensa y no tienen más de medio año en la zona. Muchas persianas bajas y carteles de alquiler.

Pero los comerciantes no sólo tienen que lidiar con los alquileres altos, si no también con la inseguridad. “Los mecheros te sacan cosas y con eso perdés lo poco que vendiste en el día”, afirmó la encargada de un negocio de ropa deportiva. En muchos locales se ven obligados a poner timbres para permitir el acceso a sus negocios y así tratar de evitar los robos.

Más allá de los adoquines y la protección del Casco histórico, San Telmo ha sufrido una transformación en los últimos años. Cadenas gastronómicas, grandes bazares o casas de venta de antigüedades de gran costo, son los comercios que sobreviven en los alrededores de Plaza Dorrego y que venden sus productos a precio turista. María, una vendedora de un local de antigüedades, afirmó: “Los precios son altos yhasta los turistas dejan de comprar. Sólo vendemos cuando vienen con mucha plata”.

Otros comerciantes sostienen que el gran problema de la zona es la prohibición de estacionar en esas calles, lo que desalienta a la gente a ir al lugar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*