San Telmo: El Paseo de la Historieta suma personajes y estira sus límites

Don Fulgencio

En el límite entre San Telmo y Monserrat, los desprevenidos se encuentran con vecinos tan extraños que son archiconocidos. Isidoro Cañones relojea el barrio con gesto sobrador. Contrasta con la risa inocente de Larguirucho y con Matías, que recibe a todos con los brazos abiertos. Hablando de inocentes, el jueves Don Fulgencio se instaló en Venezuela y Balcarce, aferrando un manojo de globos de colores. Muy cerca, Clemente alienta a la Selección argentina. Y Gaturro muestra todos sus dientes en una sonrisa.

A un año de su inauguración, el Paseo de la Historieta ya cuenta con siete habitantes, que saltaron a las tres dimensiones en homenaje a sus dibujantes: Quino, Dante Quinterno, Manuel García Ferré, Sendra, Lino Palacio, Caloi y Nik. Faltan más vecinos y desde el Museo del Humor (MuHu) anticipan que, en una segunda etapa, el paseo se extenderá hasta Puerto Madero con más personajes.

“Patoruzú va a ser el próximo y va a estar en la esquina de la plaza de Paseo Colón y Belgrano –anticipa Hugo Maradei, director del MuHu–. Las chicas de Divito y el Loco Chávez van a llegar más adelante. Y ya hay prevista una segunda etapa, con Inodoro Pereyra y su perro Mendieta, de Roberto Fontanarrosa; Negrazón y Chaveta, de Revista Hortensia; Don Nicola, de la tira El conventillo de Don Nicola, de Héctor Torino; Diógenes y el Linyera, de Tabaré, y Langostino y su lancha Corina, de Ferro. La idea es que los personajes lleguen hasta la entrada del Museo del Humor, en Costanera Sur, donde ahora tenemos a la Jirafa de Mordillo”.

El Paseo está ubicado entre las calles Chile y Balcarce y las avenidas Belgrano y Paseo Colón. Las esculturas fueron hechas en resina epoxi y fibra de vidrio reforzada y a escala humana, para que la gente puedamezclarse con ellas y sacarse fotos. Sus autores fueron Pablo Irrgang (Mafalda, Larguirucho, Isidoro y Clemente); Guido Llordi y Brian Bruhn (Matías) y Bruhn y Raúl Piccolotto (Gaturro y Don Fulgencio). Los personajes fueron seleccionados por el Consejo Asesor del MuHu, conformado por los artistas Quino, Carlos Garaycochea, Guillermo Mordillo, Hermenegildo Sábat y Hugo Maradei. Y por García Ferré, que formó parte del Consejo hasta su fallecimiento, el 28 de marzo de este año.

Dice el diario Clarín: “Hay artistas que no tenían un personaje y para homenajearlos se hacen murales ”, cuenta Maradei. Uno de ellos es Landrú. En su honor, la artista plástica Magdalena Arcieri Valdés pintó uno de los famosos gatos del dibujante en una pared de Balcarce, entre Chile y México. El propio Liniers el año pasado dejó un personaje en un muro de Balcarce y México. Otro mural recuerda a Oski en Belgrano y Paseo Colón. “Y próximamente –promete Maradei– se pintarán más inspirados en Calé, Luis Medrano y Andrés Cascioli”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*