Por el barrio: Vecinos de Monserrat y San Telmo se oponen a la extensión de Diagonal Sur

Un proyecto del gobierno de la Ciudad pretende prolongar esa avenida con el fin demejorar la estética del Macrocentro. El valor arqueológico del casco fundacional que se demolería y el riesgo que eso implicará a las edificaciones aledañas, algunos de los argumentos de los vecinos, que serían expropiados

Vecinos de Monserrat y San Telmo se oponen a la extensión de Diagonal Sur

Vecinos de los barrios de Monserrat y San Telmo se oponen enérgicamente a la puesta en marcha de un proyecto del gobierno porteño, que prevé expropiar y demoler dos manzanas del casco fundacional de la Ciudad para extender la avenida Diagonal Sur con el objetivo de mejorar la estética del Macrocentro.

La iniciativa, según los propietarios, «no presenta un claro objetivo de utilidad pública, requisito exigido por la Ley de Expropiación».

Tras asegurar que «sobre más de 40 lotes pesa una inhibición catastral que le permite al gobierno porteño subvaluar las propiedades», los vecinos aducen que «la construcción de estacionamientos subterráneos en un área tan congestionada hace caso omiso de la ley 2930 que los prohíbe y se contrapone con la idea de desalentar el uso de vehículos particulares».

En la misma línea se expresó la presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura, Silvina Pedreira, quien consideró que «es absurdo que se construya un estacionamiento a cuatro cuadras de la Plaza de Mayo, cuando el Plan Urbano Ambiental y los programas del propio Ejecutivo desalientan el ingreso de autos al microcentro».

Asimismo, entre los argumentos esgrimidos por los vecinos para oponerse figura que «el proyecto contempla la entrega de terrenos fiscales a terceros y delega a un privado la figura de expropiante, que tendrá a su favor el beneficio otorgado por la concesión, por un lapso de 20 años, de los estacionamientos que se construirán debajo de la traza de la diagonal».

En ese sentido, los eventuales «expropiados» aseguran que la iniciativa «desatiende la importancia arqueológica e histórica del casco fundacional porque propone demoler edificios anteriores a 1941 e implica la desaparición del único pulmón verde de la zona,  ubicado en Belgrano y Piedras».

Para los propietarios de la zona, la extensión de la diagonal «pone en riesgo la estructura de las edificaciones aledañas, sin contemplar el peligro que implican las demoliciones en una zona donde pasa el subte, y hay dos estaciones de gas».

Y destacaron que «tampoco se conoce si el subsuelo de estas manzanas puede resistir el impacto de la construcción irracional que pasará por debajo de edificios que tienen más de 100 años de antigüedad».

Además de la incertidumbre que el proyecto está provocando en los vecinos, que «conlleva problemas de salud entre varios de los habitantes de la zona que se pretende expropiar», los propietarios e inquilinos aseguran que, de llevarse adelante, «reducirá el patio de la Escuela N°3 siendo ésta un establecimiento de jornada completa».

En este contexto, los vecinos proponen «levantar la inhibición catastral, reformar elCódigo de Planeamiento Urbano, y convertir los actuales baldíos, tanto fiscales como privados, en plazas, plazoletas, patios de juego y esparcimiento, según lo prevé el Plan Urbano Ambiental sancionado por la Ley 2930» y «acelerar la segunda lectura del proyecto de Ley de Zona de Amortiguación APH1 San Telmo -Avenida de Mayo del Código de Planeamiento Urbano, que incorpora la zona afectada por el proyecto de prolongación de la Diagonal Sur al distrito de Área De Protección Histórica».

Para contactarse con los vecinos: victimasdediagonalsur@gmail.com

En Facebook: victimasdediagonalsur

En Twitter: @VDiagonalSUR

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*