Novedades en la Isla Demarchi

El 29 de agosto la Presidenta anunció la creación de un Polo Audiovisual en la isla Demarchi, en Costanera Sur.

Sin embargo, ahora se conocieron más detalles del proyecto, que resultó ser mucho más ambicioso: el kirchnerismo también pretende que se autorice la construcción de edificios de oficinas para la administración nacional, locales comerciales y hasta un estadio para 15.000 espectadores .

Así se desprende del proyecto que presentó el viernes el interbloque K en la Legislatura porteña. La intención es que sea sancionado antes de fin de año, aunque en el macrismo ya adelantaron que recién les llegó y lo están “empezando a estudiar”. De ser aprobado, se sumaría al paquete de leyes que el PRO y los K negociaron recientemente , y que permitió desde la venta de terrenos ferroviarios (como quería la Nación) para la construcción de viviendas hasta la toma de deuda para comprar vagones para el subte H (como pretendía el macrismo). Este acuerdo fue fuertemente cuestionado por el resto de los bloques.

De concretarse la iniciativa K, la zona sur de la Costanera cambiaría notablemente su fisonomía y se terminaría de unir con Puerto Madero . A esto se le sumaría otro proyecto polémico impulsado por ambos bloques: la construcción de Solares de Santa María, un barrio de lujo en la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors

¿Qué propone el kirchnerismo para la isla Demarchi? En realidad, se trata de dos terrenos pegados pero que tienen diferentes realidades. La isla Demarchi propiamente dicha es el extremo sur de la península que está donde termina la zona costera. Allí es donde se haría el Polo Audiovisual, en los galpones que serían reciclados. Para ese proyecto el kirchnerismo no necesita una nueva ley, porque el área tiene una normativa que ya permite la instalación de industrias de ese tipo. Claro que el Sindicato de Dragado y Balizamiento y otros gremios ya se manifestaron en contra de esta iniciativa, porque temen que una relocalización les haga perder los puestos laborales a las cerca de 1.000 personas que trabajan allí en la Dirección de Vías Navegables y los talleres y obradores de empresas que funcionan en la zona.

El tema es la franja de terreno que va desde la avenida Rawson, de Dellepiane hacia el sur, hasta donde comienza la isla Demarchi. Si bien esta zona también pertenece al Gobierno federal, la Legislatura porteña debe autorizar los futuros usos del suelo.

El proyecto propone “ la creación de un gran parque público flanqueado por edificios destinados a la administración pública nacional y organismos descentralizados, que se emplazarán sobre un eje cívico, de circulación preferente para el peatón, que tendrá como remate un estadio multipropósito destinada a alojar grandes eventos culturales y deportivos.

Los edificios alojarán en sus plantas bajas áreas de comercios minoristas y locales gastronómicos”.

En concreto, se dividiría el terrenos en tres partes. La franjas exteriores de ambos lados serían convertidas en parques lineales. Esto también abarcaría el suelo bajo la autopista Buenos Aires-La Plata.

Luego habría una segunda franja, interna, donde se podrían construir edificios de hasta 24 metros de alto (unos seis pisos), a los que se mudarían las oficinas públicas, y también podría crearse un museo. En la planta baja, y tal como pasa en los ex docks de Puerto Madero, habría locales y restoranes, además de estacionamientos subterráneos.

Por último, el estadio cubierto tendría capacidad para 15.000 personas, y también contaría con locales y estacionamientos para 2.500 vehículos.

El proyecto se completaría con la apertura de algunas calles y pasos peatonales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*