La Policía de la Ciudad desarticuló una organización dedicada a salideras bancarias: 10 detenidos en 23 allanamientos

 

Una organización criminal dedicada a asaltos en salideras bancarias fue desarticulada en un megaoperativo de la Policía de la Ciudad, que incluyó 23 allanamientos en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, con diez detenidos, entre argentinos y colombianos.

 

Los oficiales de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad, a cargo de los procedimientos, también identificaron a más de cincuenta personas que fueron notificadas sobre la causa que se investiga, y secuestraron autos, motos, cédulas de los vehículos, armas y droga, además de gran cantidad de celulares, con los que la banda se iba comunicando momento a momento para dar los golpes.



La investigación se inició a partir de un robo ocurrido el 5 de febrero en Ruiz Huidobro al 2400, donde cuatro ladrones asaltaron a un hombre.



Lo que parecía un caso de motochorros con el correr de la pesquisa los policías descubrieron que se trataba de una red mucho más amplia.



El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 33, a cargo del Dr. Darío Bonanno, secretaría 170 de la Dra. Soledad Mariño, encomendó las averiguaciones a la División Robos y Hurtos.



Del análisis de cámaras del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) y privadas, los investigadores llegaron a un estacionamiento del Microcentro, donde el damnificado dejó el auto para dirigirse hasta una casa de cambios y cuando se retira es seguido por un hombre en bicicleta vestido de delivery y luego por un auto, además de participar otros delincuentes en moto.



Los oficiales se distribuyeron varias tareas, análisis de redes sociales, investigaciones de campo, testimonios, intervenciones telefónicas, todas con el aval del Juzgado interventor, y el análisis de aparatos de telefonía celular.



Esas averiguaciones determinaron, entre otras cosas, cómo se comunicaban en conferencia telefónica entre los distintos componentes para asestar el golpe a las víctimas.



Con este entramado de conexiones, los efectivos lograron individualizar a todos los integrantes de una organización delictiva, determinando que se trataba de una red que había realizado varios robos de la misma modalidad: la salidera.



El “modus operandi” de los delincuentes consistía en aguardar en el interior del estacionamiento a sus víctimas allí operaban los marcadores. A sabiendas, que muchos clientes iban a bancos o casas de cambio de la zona eran un blanco fácil. 



Al retirarse el vehículo ya había sido señalado al igual del lugar donde se trasladaban los valores. Este vehículo era seguido hacia en lugar donde consideraban oportuno y mediante el factor sorpresa se asestaba el golpe.



Para el seguimiento de las víctimas utilizaban bicicletas, motos, autos (todos en regla y con con una gran cantidad de tarjetas azules para evitar complicaciones) y hasta en taxis, siempre inter comunicándose entre la banda.



Con los datos acopiados, el Juzgado ordenó 23 allanamientos en distintos barrios porteños y localidades del Gran Buenos Aires, que se realizaron en forma simultánea en horas de la madrugada en ell garaje de la avenida Corrientes al 400, en los barrios porteños de Almagro, Villa Lugano, Nueva Pompeya, Floresta , Constitución, y las localidades de Paso del Rey, Merlo, Wilde, Dock Sud, Villa Domínico, Ezpeleta y Lomas de Zamora, entre otros.



En ellos secuestraron autos, motos, bicicletas, presuntamente utilizadas para cometer los ilícitos, documentación de autos y llaves, decenas de celulares y notebooks, un revólver Doberman 22, un revólver 32 largo con 16 proyectiles 6.35, dos pistolas de aire comprimido.



También fue hallada marihuana y flores de marihuana, en varios de los allanamientos, dando intervención a fiscalías de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires.


El magistrado dispuso la detención de los diez imputados en calidad de incomunicados.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*