Inspecciones a talleres clandestinos de Mataderos y Lugano: clausuras y secuestro de más de 500.000 pesos en mercadería apócrifa

 

La Policía de la Ciudad participó en las últimas horas de una serie de inspecciones a talleres textiles ubicados en los barrios de Mataderos y Villa Lugano, que terminaron clausurados por irregularidades y con el secuestro de gran cantidad de mercadería de marcas falsificadas.




Personal de la División Operaciones Especiales Requeridas por el Ministerio Público, perteneciente al Departamento Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad, llevó a cabo tres allanamientos simultáneos en talleres textiles denunciados por infracción a la Ley de Marcas.



Los operativos fueron ordenados por el Juzgado Penal Contravencional y de Faltas Número 26, a cargo de la doctora Zangaro, con intervención de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 35 de la doctora Celsa Ramírez.



Participaron también la Agencia Gubernamental de Control (AGC), la Unidad Operativa de Fiscalización Integral (UOFI), la Dirección Nacional de Migraciones, el Programa Especial de Rescate de Víctimas de Trata de Personas de la Nación y la Dirección General de Coordinación Operativa, dependiente de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana. 

 

En el primer taller visitado, ubicado en la calle Pola al 2300 del barrio de Mataderos, los efectivos corroboraron que en el mismo se confeccionaban jeans con 15 operarios que trabajaban allí. El lugar estaba habilitado, pero no tenía las condiciones adecuadas para trabajar, por lo que la AGC intimó a la responsable, una mujer boliviana de 35 años, y junto a la Dirección de Protección del Trabajo procedieron a clausurar el inmueble. 



En el segundo domicilio de la calle Martín Grandoli al 5700, en Villa Lugano, los oficiales ingresaron y constataron el funcionamiento de un taller clandestino de confección de zapatillas de marcas falsificadas y la presencia de 8 operarios trabajando.

 

Por este motivo, los policías aprehendieron al propietario, un hombre de nacionalidad paraguaya de 47 años y al secuestro de 23 pares de zapatillas de marcas apócrifas y 50 capelladas de color negro.



Por su parte, la AGC clausuró el taller y se dispuso una consigna policial hasta que se disponga que hacer con la maquinaria.

 

En el último taller, ubicado en la calle Hubac al 6100, en Villa Lugano, el personal de la Policía de la Ciudad demoró a un hombre de nacionalidad boliviana de 41 años y una mujer argentina de 32 años por ser los encargados del lugar. También secuestraron 39 bultos con camperas de diferentes equipos de fútbol y del seleccionado nacional, maquinaria de costura, una estampadora y materia prima.



Todo lo incautado ascendió en un valor de mercado a los 500.000 pesos.

  

Los magistrados intervinientes en el caso dispusieron el secuestro de las prendas apócrifas y de la maquinaria, y que se notifique a los responsables de la formación de la causa por infracción a la Ley de Marcas.

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*